Formal prisión a Yakiri, joven que denunció violación y terminó acusada de asesinato

Por  fecha diciembre 17, 2013@dannigs3_0
Tomado de http://revoluciontrespuntocero.com/formal-prision-a-yakiri-joven-que-denuncio-violacion-y-termino-acusada-de-asesinato/
 

(17 de diciembre, 2013).- Yakiri Rubí Rubio Aupart, joven procesada por el asesinato de un hombre a quien ella acusa de haberla violado, recibió esta tarde el auto de formal prisión dictado por el juez 68 penal. Éste argumentó la existencia de elementos para ejercer la acción penal, como mensajes de texto hallados en el teléfono móvil de la joven que mostraban su relación previa con Miguel Ramírez Anaya, el presunto violador.

***

Nota del editor: la siguiente nota se redactó antes de conocerse el veredicto del juez.

Cuando llegó al Ministerio Público, Yakiri Rubí Rubio Aupart tenía puñaladas y cortadas en los brazos y en las manos, además de múltiples rasguños a lo largo del cuerpo. Su intención era levantar una denuncia por violación. Hoy, está en la cárcel acusada del asesinato de uno de sus agresores.

El día de hoy, en el juzgado 68 de lo penal, a cargo del juez Santiago Ávila Negrón, se decidirá si la joven consigue su libertad o permanece en el Reclusorio de Santa Marta Acatitla, a donde fue enviada el pasado lunes 9 de diciembre luego de que otro de sus presuntos agresores, Omar Ramírez Anaya, hermano del fallecido, la acusara de homicidio.

Yakiri narró a su padre, José Luis Rubio, que dos sujetos, ahora identificados como Omar y Miguel Ramírez Anaya, comenzaron a molestarla desde una moto mientras ella caminaba en la calle, cerca del Metro Doctores. Luego de ignorarlos, cuenta que uno de ellos la amenazó con un cuchillo y le dijo “¡Ni la hagas del pedo, ya chingaste a tu madre!”.

Ambos la llevaron a un hotel donde no se registraron. “¿Qué tranza carnal?”, saludó el agresor. “Ya sabes a dónde”, contestó el encargado. La metieron a un cuarto, la golpearon y Miguel, el mayor, la violó. La abogada de la joven, Ana Catiria Suárez Castro, sostiene que, en el forcejeo, su clienta logró empujar el arma y el finado se cortó con el cuchillo a la altura de la aorta.

De acuerdo con su padre, la joven pidió perdón al ver brotar la sangre. Los agresores se vistieron y se fueron. Yakiri buscó ayuda a gritos y semidesnuda; pidió ayuda y fue a presentar su denuncia. La policía hizo un recorrido para ubicar a los atacantes, localizó al cómplice, Omar. Al ser confrontado, acusó a Yakiri de haber asesinado a su hermano. Las autoridades la detuvieron y la remitieron a prisión.

Yakiri Rubí tiene 20 años, no pesa más de 48 kilogramos. Miguel medía 1,80 metros de estatura y pesaba más de 90 kilos, describe José Luis Rubio. “¿Cómo mi hija, tan delgada a su lado, iba a poder hacer algo así?”, se pregunta. Al día siguiente, algunos diarios de nota roja publicaron la foto de la víctima, la llamaron asesina y dijeron que había sido un crimen pasional, puesto que salían juntos. “No es verdad”, ha asegurado su padre, “no se conocían y además mi hija es lesbiana y esa tarde se bajó del Metro Doctores sobre las siete y media para encontrarse con su pareja”.

Después de hacer la denuncia, Omar desapareció. Según la familia de Yakiri, Miguel tenía 16 averiguaciones previas abiertas, él 22. “Ese barrio es su zona de influencia, en Facebook se presenta como trabajador del Tribunal Superior de Justicia como cargador, tiene nexos con policías”, aseguró su papá.

Luego de ser detenida, Rubí estuvo incomunicada por un día. Sus familiares se enteraron de lo sucedido hasta la tarde del día siguiente. Al llegar a la agencia del Ministerio Público, les dijeron que ya había sido enviada a la cárcel. No era verdad, ella seguía ahí.

Su caso se viralizó en las redes sociales gracias a una petición en change.org dirigida al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que “no permita que una mujer que defendió su vida durante una violación y al ser apuñalada, esté encarcelada”.

La petición recibió el apoyo de varias organizaciones como Mukira, el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, la Red Nacional Género, Economía Siembra AC y Justicia para Nuestras Hijas, las cuales solicitaron al Supremo Tribunal de Justicia del DF que se apliquen en su caso los estándares de derechos humanos y el protocolo para juzgar con perspectiva de género que emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por ahora, José Luis está esperanzado y asegura que “no solamente queremos a mi hija libre, queremos sentar  precedente. Que esto no se repita”. Hoy termina el plazo para que la defensa presente las pruebas documentales antes de que el juez decida liberar o dictar auto de formal prisión para Yakiri. Apenas el día de ayer, la muchacha recibió la primera visita de un psicólogo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Local y Nacional. Guarda el enlace permanente.

Nos interesa lo que piensas, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s