A la CNTE, sección 22 de los estudiantes universitarios de Xalapa

Por hoy olvidaré a los medios y a la opinión pública. No es un comunicado de prensa ni una convocatoria de marcha. Es algo más sencillo y menos común:

Este escrito busca agradecerles.

Profesores; gracias por darnos un ejemplo de lucha digna y mantener siempre en alta la cabeza aún cuando no parecen quedar fuerzas, gracias por mantener la dignidad frente a todo porque su lucha es eso, gracias por seguir dando la cara aun cuando la tienen más difícil.
Es difícil saber que no están solos si nos separa no sólo la distancia sino también la edad, quizás hasta algunas ideas pero seguimos a su lado y estamos orgullosos de ver sus espaldas mientras avanzamos cada día en esta lucha.

Aquí está una generación que no va a rendirse fácilmente después de ver que quien nos está educando también está luchando, seremos una generación que sabrá defender su dignidad de enemigos que parezcan titanes y pueden serlo si lo permitimos. Sabemos que nuestros maestros nos están enseñando a luchar
Nos están enseñando que ante la injusticia no hay que callarse.
Nos están enseñando que siempre podemos volver a levantarnos.
Nos están enseñando que el desgaste poco importa cuando de verdad peleamos por algo que no es personal ni por privilegios, comodidades o algo vano que sólo nos beneficie a nosotros, el desgaste poco importa cuando se pelea por algo justo. Y seguimos recibiendo clases ya no como espectadores callados, ahora como actores al lado de nuestros maestros que tanto orgullo nos dan, pelearemos una y mil veces con el coraje de saber que hay algo malo en este país y quienes están encargados de las nuevas generaciones ahora están peleando para cambiarlo, y son bravos luchadores en todos los aspectos que no dejarán de pelear sólo porque sea “difícil”.

Gracias maestros, gracias por pelear.
Recuerde que estamos a su lado: Somos los estudiantes y los obreros; los campesinos y las amas de casa; somos licenciados y albañiles; somos más jóvenes y más viejos. Somos padres de familia, somos sus hijos, somos sus alumnos, somos familia, pero sobre todas las cosas: Somos el pueblo.

¡Maestro aguanta que el pueblo se levanta!
Maestro hermano, hoy te doy la mano y te invito a que peleemos hombro a hombro y codo a codo, te invito a que sepas que no estás sólo. Que estamos aquí y allá, que no somos ni uno ni más de cien; somos tus alumnos y fuimos también maestros.

Gracias por no ceder ni un paso en esta lucha, es ya una gran victoria que defenderemos pronto al grito de “Ni un paso atrás”… El maestro nos da una lección de lucha y dignidad.

Con ustedes, los estudiantes universitarios de Xalapa

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Local y Nacional, Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Nos interesa lo que piensas, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s