Danza con yaquis, los avatares del Novillo

DossierPolitico.com Danza con yaquis, los avatares del Novillo.

Por Leopoldo Santos Ramírez / Dossier Político

Dia de publicación: 2013-08-21

Hay tres conflictos que confrontan a los yaquis y que hasta ahora no son visibles para la opinión pública ni para los sectores de la izquierda, pero gracias a la movilización del bloqueo intermitente en Vícam estación, están cobrando un relieve más pronunciado. Los tres explican la situación de opresión de la tribu yaqui, y las dificultades para que el proceso de tensión actual los beneficie. El primero, de data más vieja se da con los terratenientes de Ciudad Obregón que acaparan las tierras del margen izquierdo del río Yaqui, 252 mil hectáreas en total, regadas con 90 por ciento de las aguas del mismo río. Igualmente se quedan con el 90 por ciento de los 800 o 900 millones que la federación proporciona anualmente al valle a través de diversos programas de ayuda al campo. Pero además,los terratenientes rentan 90 por ciento de las tierras comunales de los yaquis, ahora en cartera vencida. Si esta situación estructural no es revertida, con acueducto o sin acueducto los yaquis van a permanecer en la misma situación de pobreza ancestral en la que hasta ahora existen.

El segundo conflicto, de origen también en un pasado remoto se da con los gobiernos estatal y federal que han utilizado los programas sociales destinados a los indígenas con el afán de manipulara la tribu y favorecer a los caciques capitalistas del valle. El tercer conflicto tiene que ver con el gobierno yaqui; es decir, se trata de definir quién tiene el mando, si las autoridades tradicionales o las denominadas “autoridades duales”, que proliferaron desde la instrumentación del Programa de Asistencia Técnica Integral para las Comunidades Yaquis, PATICY, absorbido en 1991 por el Programa Solidaridad durante la presidencia de Salinas de Gortari,e impulsado en Sonora durante la  gubernatura de Beltrones. Desde entonces, manipulados desde el exterior, los gobiernos duales disputan el poder a las autoridades tradicionales, debilitando en extremo la gobernabilidad indígena, al tiempo que vulneran su capacidad de negociación con los gobiernos mexicanos de los tres niveles. Los conflictos reseñados brevemente, se producen sobre el fondo de la crisis económica mundial, y en medio de una recomposición de las fuerzas sonorenses ante las elecciones para gobernador en el 2015. En este contexto político, Sonora ha quedado dividida entre el sur de dominio relativamente priísta y un centro de relativo dominio panista que utilizan al conflicto del acueducto para aglomerar fuerzas, aunque en los últimos tres años los diputados federales priístas votaron siempre junto al PAN aprobando el presupuesto para la construcción del acueducto, por un monto de 4 mil millones de pesos en números redondos. En el fondo, las manifestaciones partidarias dejan ver el enfrentamiento entre la elite hermosillense y la elite obregonense por el acueducto, pues además de resolver el abasto de agua, ésta representa la oportunidad de un incremento en los negocios de la burguesía hermosillense.

De los tres conflictos el primero y el segundo son muy antiguos y con ellos ha lidiado la tribu desde la independencia mexicana, desarrollando estrategias para sobrevivir, incluyendo la etapa porfirista de las guerras de exterminio. Sin embargo, la más letal de todas armas del yori contra ellos ha sido la de fomentar la creación artificial de gobiernos paralelos a las instituciones de la tribu, eufemísticamente denominadas “autoridades duales”, o de plano autodenominándose autoridades tradicionales.En realidad, los gobernadores yaquis no se designan en votaciones al estilo de las que dirigen los consejos electorales estatales o el IFE,tampoco entran en campaña electoral, sino que responden a leyes internas de los pueblos del río. Los gobernadores yaquis resultan de una profunda auscultación entre la gente de la comunidad y sobre todo entre los líderes morales del grupo. Los maestros rezanderos y las cantoras desempeñan un papel fundamental en el proceso, pues es en la iglesia donde se hace la elección. En este procedimiento los gobernadores son elegidos de acuerdo a sus atributos y a su capacidad oratoria en lengua yaqui, pero nunca ejercen el poder desde la individualidad, sino que sus decisiones se basan en el consenso comunitario a través de la asamblea.Fue esta forma de construir su poder lo que les permitió resistir por siglos las invasiones de los yoris, pues su fortaleza provino de su unidad y de confiar en sus propias fuerzas. Cuando yaquis ventajosos se alían con quienes los han bocabajeado por siglos, evidentemente cometen una traición de alto costo para el futuro de la tribu. Así que después que termine el bloqueo carretero, vendrá la etapa más difícil de sortear, por eso los ocho pueblos habrán de hacer esfuerzos por reconstruir el consenso yaqui, siempre de acuerdo a sus leyes internas, sin intromisiones del yori. Que así sea.

NOTA: para la elaboración de este artículo se consultaron las siguientes fuentes, Derechos, usos y gestión del agua en el territorio yaqui. Tesis de Gustavo Luna Escalante en la Especialidad en Gestión Integrada de Cuencas Hidrológicas, de El Colegio de Sonora, 2007. El caso del Plan Integral de Desarrollo de la Tribu Yaqui, 2004. Tesis de Gerardo Valenzuela Valenzuela, de la Maestría en Ciencias Sociales de El Colegio de Sonora.     

lsantos@colson.edu.mx

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Local y Nacional, Opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Nos interesa lo que piensas, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s